lunes, 27 de marzo de 2017

Jerarquía y Holarquía, dos paradigmas diferentes

Jerarquía y Holarquía, dos visiones del mundo y dos paradigmas diferentes

Dos palabras, cuyos contenidos encierran dos nuevas formas de ver la vida y la naturaleza, dos paradigmas diferentes. La Jerarquía, “como se entiende y aplica en términos sociales, hoy día, es definitivamente una herencia del pasado, de nuestro pasado animal”, según se lee en el artículo adjunto.

 

La Holarquía “es tan solo una palabra, pero puede encerrar un nuevo paradigma cultural, social, espiritual, iniciático, acorde a esta nueva era que se perfila. La holarquía, en su expresión respecto a la Consciencia, no parte de un sentido vertical de la evolución, tampoco es una propuesta de horizontalidad -todos iguales-, es más bien de un orden expansivo, que abarca cada vez más, en todas direcciones, multidimensional, pero sobre todo, incluyente”, dice el referido artículo.


 

sábado, 11 de marzo de 2017

El educador Carlos González, divulgador de los Nuevos Paradigmas Científicos



"Cuando afrontas un problema desde el corazón ganas siempre, 
porque en él no hay perdedores"
Carlos González

Carlos González es licenciado en Ciencias Físicas y Divulgador de los Nuevos Paradigmas Científicos. El Lic. González tiene 24 años de experiencia como maestro de matemáticas y física para adolescentes. Además lleva 14 años dando conferencias y talleres sobre crecimiento personal. También es autor de "Veintitrés maestros, de corazón", su primera novela, en la que narra las aventuras de 22 adolescentes y su maestro en la búsqueda del empoderamiento: todo un salto cuántico en la enseñanza. 

Silvia Patrono-¿Por qué dejaste el camino de la enseñanza oficial? Por enseñanza oficial me refiero a la educación en una escuela media tradicional.
Carlos González-
 Todo en mi entorno y en mi interior indicaba que había terminado una etapa en mi vida. El ambiente era asfixiante para mí, pues me veía obligado a hacer cosas en contra de mi sentir, entrando en contradicción con lo que yo estaba tratando de comunicar a mis alumnos. El no ser un ejemplo de lo que trataba de enseñar me convertía en un falso maestro. Me marché para poder desplegar libremente mi autenticidad, por respeto a mi propio ser. A esto debo añadir que me sentía “embarazado” de nuevas ideas, necesitaba darlas a la luz. Siempre he sido un amante de la divulgación, la vida me daba una oportunidad para poder ejercerla como profesional.

S.P.-¿Qué significa ser  un divulgador del Nuevo Paradigma Científico?  
C.G.-
Occidente, fascinado por la materia, creó la Física para investigarla. El método científico catapultó los logros, permitiendo un desarrollo tecnológico como nuestra historia conocida no ha registrado jamás. Cuando la Física traspasó los límites del átomo, la materia desapareció ante sus ojos, por lo menos, la idea que se tenía de ella. El materialismo, que hasta entonces había sido el espacio creador de todas nuestras ciencias experimentales, fue trascendido, y por  primera vez el investigador se encontró fuera del espacio seguro de los estamentos que le habían cobijado hasta entonces. Esto hizo que muchos de los físicos fundadores de la Cuántica llegaran a tener crisis existenciales. Poco a poco, se fue descubriendo que el observador no se podía separar de lo observado; que había algo sutil que los conectaba.  Se desveló la existencia de un mundo más allá de nuestros sentidos físicos: el universo de la conciencia. Ésta era la creadora de todo lo visible. La Ciencia de la Conciencia había nacido. Los  conocimientos que abarca constituyen los Nuevos Paradigmas. Esta nueva ciencia, que englobaría también todas las anteriores, trae consigo un gran regalo: nos convierte a todos en científicos, por el simple hecho de que el laboratorio para investigar nos acompaña siempre a todos los humanos: es nuestra propia conciencia. Imaginemos por un momento el potencial inmenso que poseería una sociedad donde todo el mundo fuese un investigador, y además en la que todos los conocimientos estuviesen integrados en el marco de la conciencia. Cosas como la competitividad carecerían de todo sentido, estaríamos ante una humanidad capaz de realizar todos  los sueños que se propusiera. Divulgar estas posibilidades constituye una parte fundamental de mis sueños, y fue el impulsor que me llevó a encerrarme durante nueve meses, toda una gestación, para escribir “Veintitrés maestros, de corazón”

jueves, 5 de enero de 2017

Energía y vibración



El ser humano no es una simple figura de carne y hueso que subsiste en un mundo sólido, predeterminado e inmutable regido únicamente por la materia.
La mecánica cuántica, es decir, la ciencia que estudia el microcosmos subatómico ha revelado que el tiempo y el espacio no existen objetivamente como creemos, por el contrario estos conceptos son ilusiones de percepción creadas por la mente humana.
Si nuestro cuerpo físico, junto con el mundo material, ocupan un punto especifico en la línea espacio-tiempo, significa que toda la materia (incluyéndonos) no es tan real como parece.

A nivel subatómico la realidad física está constituida, en un 99,99 % de vacío, es decir que el mundo exterior percibido por los cinco sentidos es más una ilusión óptica que algo concreto. De acuerdo con la mecánica cuántica, los objetos en sí no existen, solamente un super campo de energía manifestándose en infinitas posibilidades.
Todo lo que existe es, en esencia, pura energía, desde una planta, una roca, un sol, hasta las emociones y pensamientos humanos. El cosmos es en sí un mar indefinido de energía que adopta múltiples formas de acuerdo al modo en que fluye.

Tomemos como ejemplo el agua: puede mostrarse como hielo, lluvia o vapor, sin embargo, en esencia, sigue siendo agua.
El observador y lo observado no están separados son de hecho una misma cosa; todos estamos conectados a través de una red invisible de energía conocida por la ciencia cuántica como campo unificado.
Esta energía que impregna cada cosa existente en el cosmos, no es como la que comúnmente describe la ciencia, es de hecho una supra-energía metafísica de carácter espiritual.
Dicha esencia creadora llamada "Tao", en medio oriente, es el principio que organiza el universo a través de la relación  existente entre vibración y materia.
Mientras que la vibración es la fuerza creadora masculina o "yang", la materia es la fuerza receptora femenina o "ying"; estos dos principios se mezclan para dar vida al universo entero.

Vibración y energía

Vibración y energía

Según el estado de nuestro campo energético humano tendremos una realidad, una salud y una conciencia. Tu vida depende de la luz de tu campo energético humano.

Creced en la luz para que progreséis en la conciencia.

Un nivel vibracional superior aumentará tus conocimientos, habilidades y pasiones. Cuando subes el nivel de vibración, aumenta la conciencia, habilidades psíquicas, nivel de felicidad y calidad de vida.
Si tú elevas tu nivel de vibración, vibraremos tod@s mejor
(Artículo completo)

Conciencia de ser: La importancia de elevar el nivel de vibración


Conciencia de ser: La importancia de elevar el nivel de vibración
(Gregg Prescott, M.S.)

Al entrar en la Era de Acuario, su vibración energética se vuelve más importante que nunca. En un futuro próximo, habrá una división de personas en dos grupos, los que son de servicio a sí mismo y aquellos que son de servicio a otros. También habrá una división de los que son de vibración de energía positiva y los que no lo son. 

Ahora, más que nunca, se debe evitar ver la televisión, ya que es uno de los mayores controladores de la mente, máquinas de propaganda de energía negativa en este planeta. 

La publicidad televisiva está completamente basada en la insostenibilidad de la necesidad de tener el último dispositivo, mientras promueve la obsolescencia controlada (de cómo las cosas se descompondrán más rápido que nunca antes, creando la necesidad de comprar la "nueva" versión de la misma cosa). La “programación” de la televisión es exactamente eso, la programación de nuestras mentes. 

martes, 3 de enero de 2017

Albert Ferrer: Proyecto de Educación Internacional para un Nuevo Mundo


(Presentado en varios países de Oriente y Occidente)

 Albert Ferrer (doctor por La Sorbona y Cambridge)


Se trata de un proyecto educativo basado en un modelo integral de educación tanto académica como en valores humanos, que pretende trabajar por la unidad de la ciencia y la espiritualidad. Es un proyecto pedagógico cuyo Campus contará con profesores y estudiantes de todos los continentes, razas, religiones y tradiciones culturales, fomentando el diálogo intercultural e interreligioso y fusionando lo mejor de Occidente y Oriente.
Aspira tanto a la excelencia académica como a la excelencia en valores, rehuyendo las tradiciones competitivas basadas en éxito y fracaso.
Se trata de fomentar la comprensión, la creatividad, la autoexpresión, la imaginación y las diversas facetas de pensamiento (analítico, crítico, etc.), siempre con un espíritu de libertad de pensamiento y de expresión.
Abarca a niños y jóvenes desde la educación preescolar hasta el ingreso en los estudios universitarios.
Es así mismo una organización sin ánimo de lucro en la que los recursos económicos no deben ser una barrera para el acceso a una educación excelente.

La Inteligencia Espiritual (Ramón Gallegos Nava)



LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL ES LA INTELIGENCIA SUPERIOR DE TODAS
LAS INTELIGENCIAS Y  SIGNIFICA APRENDER  A SER FELICES A PESAR DE 
LAS CIRCUNSTANCIAS.



La inteligencia espiritual es la capacidad de usar nuestros 
mejores recursos para lograr un desarrollo óptimo y 
un bienestar excelente, es la capacidad de crear significado 
y sentido en la vida y tener la habilidad para ser
 felices con independencia de las circunstancias. 
La inteligencia espiritual es el principal recurso para 
 lograr el bienestar y la salud óptima, y para impulsar 
el cuidado y el desarrollo de la conciencia.  
La inteligencia espiritual es la inteligencia superior 
y más importante, que integra y trasciende 
a todas las demás inteligencias. La inteligencia
 espiritual es actualmente utilizada y 
 enseñada en instituciones educativas y 
empresariales, también es ampliamente investigada
 por académicos y científicos de reconocidas
 instituciones. La inteligencia espiritual es un campo
 de conocimientos que soluciona problemas reales. 
En el amanecer del siglo XXI asistimos a la 
emergencia de un nuevo paradigma de la salud,
 el bienestar y el desarrollo de la conciencia; 
las visiones y psicologías tradicionales sobre la
 salud que dominaron el siglo XX, han quedado 
obsoletas. Hoy, el recurso más importante, 
poderoso y fundamentado es la inteligencia 
espiritual: el camino del bienestar y la felicidad.